En casa del pobre

Dice el refrán que poco duran las alegrías en casa del pobre. Llevaba  mucho tiempo en el curro sin darme el gusto (más que dármelo yo, me los administran con cuentagotas) de dibujar algo próximo, aledaño, fronterizo, tangencial siquiera ni por despiste, chance o casualidad a mis preferencias, filias, querencias y aficiones. Que es que la gente nos movemos por estímulos, y a veces necesitamos que nos pongan delante la zanahoria colgando de la caña, como a los borricos, para ir abriendo vía. Y, en fin, que entre ayer y hoy  me he cascado este bocetico, a modo de propuesta para un nuevo proyecto. Ya veremos en qué queda.

Anuncios

0 Responses to “En casa del pobre”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: